Saltar al contenido

Modo oscuro el lado oscuro de la luna web

¿La mejor opción para la salud ocular o la estética de moda?

João Diegues

João Diegues

— Graphic designer

Categoría: Experiencias digitales

Tiempo de lectura 7 Minutos

Fecha de publicación: 20.12.2023

Modo oscuro el lado oscuro de la <del>luna</del> web

El uso del modo oscuro ha ganado adeptos entre algunos usuarios digitales. Redes sociales, páginas web y aplicaciones ofrecen esta opción para consumir sus contenidos.

Pero con toda esta popularidad, surge la pregunta: ¿es el modo oscuro sinónimo de visión saludable o sólo un efecto placebo de una estética de moda?

Según el proveedor de soluciones digitales Creative’s Geniel, el modo oscuro, también conocido como “tema oscuro” o “dark mode”, seguirá siendo una opción popular en 2023. Y con su popularidad llegan varios estudios sobre los beneficios y ventajas de utilizar el modo oscuro.

Pero antes, es interesante entender cómo empezó el modo oscuro.

Curiosamente, las computadoras comenzaron, por decirlo de alguna manera, en modo oscuro. Según Edward Vega, productor de video en la agencia Vox Media, afirmó en una entrevista que los primeros ordenadores utilizaban fósforo iluminado por electrones para mostrar la información en las pantallas, debido a su capacidad de mostrar solo un color. Como resultado, los fondos de pantalla necesariamente tenían que ser oscuros. Fue en las décadas de los 60 y 70, con el avance de la tecnología, cuando llegaron los primeros ordenadores capaces de mostrar colores.

Eso fue revolucionario y las empresas cambiaron rápidamente de pantallas monocromáticas del pasado a pantallas coloridas del futuro, porque con color simplemente es mejor. Y con eso, llegaron los primeros modos claros.

Según Edward, otro factor que contribuyó a la preferencia por el modo claro en aquella época fue el esquematismo: la idea de que podemos entender fácilmente las herramientas digitales cuando se parecen a sus versiones físicas (por ejemplo, el programa de Word en comparación con el bolígrafo y el papel). En otras palabras: superficies blancas con texto e información en negro. Desde entonces, este mundo colorido forma parte de la experiencia digital.

Pero ¿por qué, a pesar de todo este avance tecnológico en pantallas claras, volvemos a usar el modo oscuro?

Ayuda a ahorrar batería

En primer lugar, podemos hablar de ahorro de energía. Dado que la presencia en Internet es necesaria tanto a nivel personal como profesional, los teléfonos inteligentes se han convertido en una herramienta esencial en nuestra vida cotidiana. Por eso es interesante que los dispositivos se mantengan en buen estado de funcionamiento durante largas horas.

Según el sitio web de tecnología Techspot, cuando se activa el modo oscuro, los dispositivos con diodos emisores de luz orgánicos (OLED) apagan esencialmente los píxeles de sus pantallas, necesitando menos “luz” para mostrar el contenido. En consecuencia, se gasta menos energía y se conserva la batería.

Y Techspot ofrece comparaciones para demostrar el ahorro de energía.

El dispositivo de Google consume 250 mA con el brillo máximo en el modo normal, mientras que el teléfono de Apple estaba en 230 mA. En el modo nocturno con el brillo máximo, sin embargo, el consumo del Pixel baja un 63%, llegando a 92mA."

Este porcentaje de ahorro de batería también se puede notar en páginas web, como la app de Youtube. La revista online Smashing Magazine afirma que utilizando el 50% de brillo en las pantallas, el modo oscuro puede ahorrar hasta un 15% más de energía de la pantalla en comparación con interfaces claras. Con un 100% de brillo, el modo oscuro puede conservar hasta un 60% de energía de la pantalla.

Comparativos de telas escuros e claras
Smashing Magazine (https://www.smashingmagazine.com/2020/04/dark-mode-react-apps-styled-components/)

Comodidad de lectura

La legibilidad también puede verse afectada positivamente por el modo oscuro, como el enfoque, la dispersión de la luz y el contraste.

El enfoque visual se ve afectado en parte por la cantidad de luz que reciben los ojos del entorno. En lugares luminosos, la pupila tiende a contraerse para evitar el deslumbramiento y permitir que todo se enfoque. Sin embargo, cuando el entorno es oscuro, las pupilas se dilatan para permitir que entre más luz. En estos casos, el modo oscuro es importante porque simula la misma intensidad de luz que el entorno, enfatizando elementos visuales como las imágenes.

El optometrista Antonio Hong explica que la visión humana tiene una predisposición natural a identificar las cosas brillantes sobre un fondo oscuro. Por ejemplo, es más fácil distinguir pequeñas estrellas en el cielo nocturno que un avión en un día claro. También comenta que utilizar el modo oscuro por la noche, cuando los ojos ya están adaptados a la baja luminosidad, es más cómodo para la visión, ya que evita la molestia del brillo causado por las pantallas blancas e incluso puede ayudar a inducir el sueño, en el caso de las personas que consultan las redes sociales antes de acostarse.

Es interesante señalar que el modo oscuro no es simplemente la implementación de un fondo 100% negro que contrasta con un contenido 100% blanco. De hecho, crear diseños de este modo genera un alto contraste que, a su vez, genera dispersión de la luz, un efecto de resplandor alrededor de las letras blancas que deslumbra y dificulta la lectura.

Basándose en Google Material Design, el uso de tonos de gris oscuros en lugar del negro absoluto garantiza una mayor profundidad, elevación y amplitud de los colores que pueden utilizarse, lo que permite un diseño intuitivo para el usuario y evita la dispersión de luz provocada por las letras.

Por último, está la cuestión de la salud. Cuando las primeras computadoras pasaron a formar parte del entorno doméstico, no se percibían molestias visuales, ya que la mayoría de los usuarios no pasaban mucho tiempo frente a los monitores. Pero hoy en día, con el uso necesario de computadoras en la mayoría de las profesiones, miramos la pantalla todo el tiempo. Y esto ha provocado problemas de salud ocular. Uno de los más comunes es la fatiga visual, afirma el oftalmólogo Mario César Diegues.

¿Sería mejor el modo oscuro para el trabajo digital?

Juntando la información y las observaciones mostradas anteriormente, podemos ver que la respuesta correcta no reside en utilizar sólo uno de los modos de pantalla (claro u oscuro), sino en adaptarse según la necesidad.

En situaciones que requieren enfoque durante largos períodos y con grandes cantidades de texto, el modo claro puede ser ventajoso, como cuando se escribe un texto en papel durante el día. En los casos en los que la atención se centra en imágenes con textos cortos o cuando ya es de noche, el modo oscuro se puede utilizar sin problemas, ya que los ojos ya se han acostumbrado al entorno nocturno.

Google Material Design menciona esta facilidad en la lectura: “las superficies gris oscuro también reducen la fatiga visual, porque el texto claro sobre una superficie gris oscuro tiene menos contraste que el texto claro sobre una superficie negra.”

Comparativos de telas escuros e claras
Smashing Magazine (https://www.smashingmagazine.com/2020/04/dark-mode-react-apps-styled-components/)

También se puede tener en cuenta la hora del día. Utilizar la computadora durante el día, cuando todo está iluminado, el modo claro puede ser interesante, del mismo modo que el modo oscuro es más eficaz por la noche, cuando ya empezamos a adaptar la vista al entorno nocturno.

Hay otras enfermedades oculares que pueden beneficiarse del modo oscuro. La diseñadora de productos Jahde Vaccaci comenta en su artículo cómo las personas con distintos grados de daltonismo pueden encontrar el contraste deseado en el modo oscuro para ver con más facilidad. Jahde también cuenta su propia experiencia como persona con astigmatismo: “la plataforma es demasiado blanca para los que tienen astigmatismo como yo, me produce una incomodidad inmensa, me arden los ojos mientras estoy viendo las conferencias”.

Por último, también debemos recordar que el tiempo de exposición frente a la computadora es tan importante como el modo de pantalla utilizado. El ojo es un órgano como cualquier otro, por lo que necesita descanso para funcionar correctamente.

Los médicos recomiendan la técnica 20/20/20: 20 minutos de trabajo con una pausa de 20 segundos mirando a 20 metros. También recomiendan, para los que lleven gafas o no, el uso de gafas con cristales azules, que bloquean las ondas azules procedentes de las pantallas y ayudan a mantener la salud ocular.

Conviene recordar que cada ojo es único, por lo que también depende del usuario darse cuenta de si el modo de pantalla le resulta cómodo o no.

Tanto si te gusta una pantalla más clara como si prefieres parecer un hacker del cine que sólo utiliza pantallas oscuras, sería interesante buscar un equilibrio. Busca un uso equilibrado que permita a tus ojos descansar.

João Diegues

João Diegues

— Graphic designer

¿Vamos jugar juntos?

Al enviar este formulario, usted acepta nuestra Política de privacidad.

Partners